Carrera profesional: una necesidad sentida y un derecho que debe ser reconocido

El modelo de Carrera Profesional, diseñado para reconocer el desarrollo individual profesional, y que pretendía ser un mecanismo de incentivación se ha convertido, en opinión de la autora de este post, la Dra. Paula Chao, en un proceso que ha servido para aumentar las diferencias entre compañeros precarizando aún más a los menos estables

Como respuesta a una vieja reivindicación del colectivo médico de disponer de instrumentos que incentivasen y aumentasen la implicación de los profesionales en el ejercicio diario, se diseñó en el año 2003 el modelo de Carrera Profesional para reconocer el desarrollo individual en cuanto a experiencia, formación e investigación y el cumplimiento de objetivos de la organización.

La ley 55/2003 de 16 de diciembre del Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud recoge, en su artículo 40.1, la obligación que se impone a las diferenctes CCAA de establecer mecanismos de carrera profesional que faciliten la promoción al personal estatutario. Como sucede con muchas de las cuestiones sanirarias en este país, la Carrera Profesional ha tenido un desarrollo dispar en las diferentes comunidades aunque, por culpa de la crisis económica, ha sufrido una suspensión prácticamente general.

Un ejemplo de lo absurdo e injusto de este proceso que dura ya más de 14 años se da en la Comunidad de Madrid. En la CAM no se puso en marcha hasta 2007 mediante un proceso extraordinario que únicamente valoraba la antigüedad para el reconocimiento de un nivel de carrera entre el 1º y el 4º. Obviaban así criterios de formación, investigación, docencia de residentes… que desafortunadamente nunca se han llegado a reconocer puesto que, en 2009, con la llegada de la crisis económica, se paralizaron los nuevos nombramientos a los profesionales que pagamos también de esta manera los recortes fiscales. Por tanto, en una década nunca se ha llegado a desarrollar la Ley de forma ordinaria: no se establecieron mecanismos de evaluación de competencias, no se designaron tribunales evaluadores. Así que, desde 2009, hay facultativos estatutarios con idéntica antigüedad pero con diferente reconocimiento de méritos porque unos aprobaron la OPE antes que otros que en 2007 eran eventuales o interinos. Y eso sin mencionar los añadidos de formación, investigación o docencia. Y por supuesto, sin ni siquiera plantear la posibilidad de considerar a los profesionales eventuales dignos de este reconocimiento. Y así se ha mantenido hasta enero de este año 2017, cuando se llegó al acuerdo (¡por fin!) de reactivar la reacreditación.

Y, de nuevo, se ha perdido una oportunidad de oro para sentar las bases de lo que debe suponer la Carrera Profesional. En primer lugar, se ha perdido la oportunidad de homogeneizar los criterios a nivel estatal para hacer una carrera interoperable entre las diferentes autonomías. En segundo lugar, se ha perdido la oportunidad de hacer extensivo el derecho de reconocimiento a todos los médicos. Cierto es que, en esta ocasión, tanto el personal estatuario como el interino va a ser baremado por igual, pero esta decisión supone asumir que hay una tercera categoría desterrada que son los eventuales, y que se da la paradoja que en muchos casos llevan más años vinculados a una misma plaza o un mismo equipo que muchos de los interinos recién nombrados. ¿O es que es “menos interino” un médico que se encuentre ocupando una plaza en comisión de servicios por otro compañero que se encuentre en puestos de gestión, por ejemplo, desde hace 7 años que aquel que haya firmado una interinidad hace 2 meses?. Y en tercer lugar, se ha perdido la oportunidad de adaptar los criterios a la realidad actual. Se han tratado de aplicar criterios del 2007 que se han ido cambiando a lo largo de estos meses para el desconcierto de los médicos, se han modificado los plazos de presentación de documentación… hasta el punto de que la mayoría de médicos han presentado la documentación la última semana.

En fin, lo que pretendía ser un mecanismo de incentivación se ha convertido en un proceso que ha servido para aumentar las diferencias entre compañeros precarizando aún más a los menos estables. Una emblemática pregunta del examen MIR daba como respuesta correcta “Equidad” a la pregunta “La sanidad pública siempre es superior a la privada en un aspecto”. Pues equidad es también la característica principal que debería tener la Carrera Profesional para todos los médicos de Atención Primaria.

https://www.cgcom.es/sites/default/files/Atencion_Primaria_2025/#6

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.