360. Directiva 2012/19/UE que modifica las advertencias sanitarias de los de los envases de tabaco

Desde el año 2003, todos los envases de tabaco llevan obligatoriamente una serie de advertencias sanitarias que a lo largo de los años han ido perdido el efecto inicial de la novedad y ha disminuido su impacto. Es por ello que la Unión Europea ha aprobado la Directiva 2012/19/UE por la que se añaden nuevas advertencias sanitarias sobre los peligros para la salud en los envases del tabaco.

La Directiva 2001/37/CE*1, estableció la obligación de advertir de los peligros del tabaco en todos los envases, además de regular el contenido máximo de alquitrán, nicotina y monóxido de carbono de los cigarrillos.

Estas Advertencias son de dos tipos:

  • Una advertencia general («Fumar mata/puede matar» o «Fumar perjudica gravemente su salud y la de los que están a su alrededor»), que debe cubrir al menos un 30 % de la superficie correspondiente (32 % y 35 % para los Estados miembros con dos o tres lenguas oficiales, respectivamente).
  • Una advertencia adicional (el anexo de la Directiva contiene una serie de advertencias); la advertencia adicional debe cubrir al menos un 40 % de la parte externa de la superficie correspondiente (45 % y 50 % para los Estados miembros con dos o tres lenguas oficiales, respectivamente).

Al igual que para los contenidos máximos, la Directiva precisa el lugar en que debe figurar la advertencia adicional en la cajetilla y el texto que debe emplearse. También define las normas relativas a la utilización de fotografías en color u otras ilustraciones destinadas a explicar las consecuencias sobre la salud que tiene el hábito de fumar.

El pasado 8 de marzo, se publicó en el Diario Oficial de la UE la Directiva 2012/19/UE*2 que modifica las advertencias sanitarias de la 2001/37/CE , debido a dos motivos:

  • Hay indicios de que el impacto de las actuales advertencias adicionales establecidas en el anexo I de la Directiva 2001/37/CE ha disminuido con el tiempo, al haberse perdido su efecto de novedad.
  • Además, desde la adopción de la Directiva 2001/37/CE han ido surgiendo nuevos datos científicos sobre los efectos para la salud del consumo de tabaco y nuevos principios de eficacia del etiquetado del tabaco. Concretamente, hay pruebas de que fumar tiene un efecto causal en el cáncer orofaríngeo, genera deficiencia visual y también enfermedades dentales y gingivales. Está asimismo demostrado que ver fumar a los padres es un factor de riesgo importante para comenzar a fumar.

Por todo ello, se incluye un nuevo anexo 1 con las siguientes advertencias sanitarias:

  1. Fumar causa 9 de cada 10 cánceres de pulmón
  2. Fumar provoca cáncer de boca y garganta
  3. Fumar daña los pulmones
  4. Fumar provoca infartos
  5. Fumar provoca embolias e invalidez
  6. Fumar obstruye las arterias
  7. Fumar aumenta el riesgo de ceguera
  8. Fumar daña los dientes y las encías
  9. Fumar puede matar al hijo que espera
  10. Su humo es malo para sus hijos, familia y amigos
  11. Los hijos de fumadores tienen más probabilidades de empezar a fumar
  12. Deje de fumar ahora: siga vivo para sus seres queridos ( 1 )
  13. Fumar reduce la fertilidad
  14. Fumar aumenta el riesgo de impotencia

Los Estados miembros pondrán en vigor las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas necesarias para dar cumplimiento a lo establecido en la presente Directiva a más tardar el 28 de marzo de 2014. Comunicarán inmediatamente a la Comisión el texto de dichas disposiciones.

*1 La Directiva 2001/37/CE ha sido modificada en varias ocasiones: