247. Lucha contra el cáncer en la UE

Según los datos del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC), se diagnostica un cáncer a uno de cada tres europeos en el transcurso de su vida y uno de cada cuatro fallece a consecuencia de esta enfermedad, lo que supone más de un millón de muertes al año en la Unión Europea. La mayor parte de estas muertes, en el año 2006, fueron de personas enfermas de cáncer de pulmón, cáncer colorrectal y cáncer de mama.

nombre

En el año 2006, se produjeron casi 2,3 millones de nuevos casos de cáncer en la UE. El envejecimiento de la población es una de las razones por las que está aumentando esta enfermedad, siendo los índices de mortalidad superiores en los nuevos Estados miembros.

La comisión de Salud Pública del Parlamento Europeo, a través de uno de sus miembros, el checo Miroslav Ouzký, ha formulado una serie de preguntas a la Comisión Europea en los siguientes términos:

  • ¿Cuándo piensa realizar la Comisión un seguimiento de las medidas del programa «Europa contra el cáncer», adoptando una recomendación en favor de una estrategia general de control del cáncer que afronte cuatro factores básicos para el control del cáncer: la prevención, la detección precoz, el diagnóstico y los tratamientos y cuidados, incluidos los cuidados paliativos?
  • Teniendo en cuenta que más de la mitad de los cánceres son raros, ¿qué planes tiene la Comisión para proponer la creación de redes de referencia para los cánceres raros y de difícil tratamiento, financiadas por los fondos estructurales y por los programas marco comunitarios de investigación en el ámbito de las propuestas sobre la movilidad de los pacientes?
  • Puesto que la detección sistemática del cáncer salva vidas, ¿qué piensa hacer la Comisión para actualizar y reforzar las actuales recomendaciones en materia de detección sistemática?

La Comisión de Salud Pública del PE ha elaborado una propuesta de resolución (PDF, 102 KB) sobre este tema, en la que se pide a la Comisión Europea y a los Estados miembros que tomen una serie de medidas, entre las que podemos destacar la organización de equipos oncológicos multidisciplinares para desarrollar el mejor programa de tratamiento de los enfermos posible y mejorar la formación de los oncólogos y de los profesionales de la sanidad relativa al reconocimiento de las necesidades psicosociales de los enfermos con el fin de mejorar su calidad de vida y de reducir la ansiedad y la depresión de los enfermos de cáncer.