203. El alcohol provoca 195.000 muertes al año en la UE

La Comisión Europea ha establecido una estrategia para apoyar a los Estados miembros en la reducción de los problemas relacionados con el consumo abusivo de alcohol en la que se abordan los efectos adversos en la salud.

En ella se identifican las siguientes prioridades:

  • Proteger a los jóvenes y a los niños.
  • Alcohol

  • Reducir las lesiones y las muertes provocadas por accidentes de circulación relacionados con el alcohol.
  • Evitar los efectos nocivos entre los adultos y reducir el impacto negativo en la economía.
  • Incrementar la sensibilización sobre el impacto en la salud del consumo abusivo de alcohol.
  • Contribuir a la recopilación de estadísticas fiables.

La Comisión ha identificado una serie de ámbitos en los que la Unión Europea (UE) puede apoyar las acciones de los Estados miembros destinadas a reducir los problemas relacionados con el consumo de alcohol, que son los siguientes:

  • La financiación de proyectos a través de los programas de investigación y de salud pública.
  • El intercambio de buenas prácticas sobre cuestiones como la reducción del consumo de alcohol por los menores.
  • El examen de las posibilidades de cooperación en materia de campañas de información o la lucha contra la conducción en estado de ebriedad y otras iniciativas comunitarias.

La Comisión no tiene intención de proponer legislación a nivel europeo sobre este tema ya que reconoce el papel de los Estados miembros. Lo que sí ha señalado son los ámbitos en los que la industria puede aportar su contribución, especialmente en materia de publicidad y comercialización responsable.

55 millones de adultos consumen alcohol en cantidades peligrosas
El consumo abusivo y peligroso de alcohol es una causa directa del 7,4% de los casos de mala salud y de muerte prematura en la UE. El absentismo provocado por el consumo peligroso de alcohol, el consumo de alcohol en horas de trabajo o trabajar con «resaca», tienen un impacto negativo en la realización del trabajo y, por tanto, en la competitividad y la productividad.

En el grupo de 15 a 29 años de edad, más del 10% de la mortalidad femenina y aproximadamente el 25% de la mortalidad masculina son consecuencia del consumo peligroso de alcohol. También es el origen del 16% de los casos en que los niños son víctima de abusos y negligencia.

La exposición al alcohol durante el embarazo puede perjudicar el desarrollo del cerebro y está asociado con carencias intelectuales.

Aproximadamente uno de cada cuatro accidentes puede atribuirse al consumo de alcohol, y unas 10.000 personas mueren cada año en la UE en accidentes de circulación relacionados con el alcohol.

Actuación de la Comisión

En cooperación con los Estados miembros y las partes interesadas, la Comisión elaborará estrategias destinadas a reducir el consumo de alcohol por los menores de edad, mediante el intercambio de buenas prácticas sobre cuestiones tales como las condiciones para vender, servir y comercializar bebidas alcohólicas, y la imagen que transmiten los medios de comunicación sobre el consumo de alcohol.

A través de su Programa de Salud Pública, la Comisión apoyará proyectos que contribuyan a reducir los problemas relacionados con el consumo de alcohol en la UE y, en especial, los efectos nocivos en los niños y los jóvenes, así como a recoger y difundir datos. Apoyará el seguimiento de los hábitos de consumo de alcohol de los jóvenes, haciendo especial hincapié en el creciente consumo de alcohol entre las chicas y el incremento del consumo masivo ocasional.

La Comisión examinará, en cooperación con los Estados miembros y las partes interesadas, la utilidad de elaborar enfoques comunes eficaces en toda la Comunidad para difundir información adecuada a los consumidores. Estas reflexiones son especialmente importantes en la medida en que algunos Estados miembros prevén la introducción de advertencias en el etiquetado (p. ej., sobre el alcohol y el embarazo).

Apoyará asimismo a los Estados miembros y las partes interesadas en sus acciones destinadas a elaborar programas de información y educación sobre los efectos del consumo abusivo de alcohol. A través del Programa Marco de Investigación de la UE, la Comisión iniciará investigaciones sobre los hábitos de consumo de alcohol de los jóvenes, a fin de analizar las tendencias y las motivaciones actuales para consumir alcohol, así como los factores determinantes más amplios del consumo de alcohol por los jóvenes.

Presentación de las medidas nacionales

Los Estados miembros son los principales responsables de las políticas nacionales en materia de consumo de alcohol. El papel de la Comisión consiste en fomentar la cooperación y la coordinación entre los Estados miembros, y complementar sus actividades, por ejemplo a través de la financiación de proyectos.

Entre las medidas nacionales identificadas en la Comunicación se incluye lo siguiente:

  • medidas destinadas a mejorar la información del consumidor en el punto de venta, en los productos o en el lugar de trabajo,
  • medidas para hacer cumplir mejor los límites de edad para vender y servir alcohol,
  • la educación de los jóvenes y de los padres,
  • la introducción de una tasa de concentración de alcohol en la sangre menor, o incluso igual a cero, para conductores jóvenes o inexperimentados, así como para los conductores profesionales y
  • la puesta en práctica de medidas para luchar contra la conducción en estado de ebriedad.

La Comisión informará regularmente sobre la puesta en práctica de las medidas destinadas a hacer frente al consumo abusivo y peligroso de alcohol así como sobre el impacto de esta estrategia de la Unión Europea.