165. Se crea el Día Mundial del Donante de Sangre

El día de ayer, la Organización Mundial de la Salud (OMS), en su 58ª Asamblea Mundial, celebrada en Ginebra durante los días 16 a 25 de mayo, ha aprobado una resolución sobre la seguridad de la sangre, proponiendo el día 14 de junio como Día Mundial del Donante de Sangre, para promover la donación voluntaria a nivel mundial.

Se celebrará bajo el lema «Festejamos tu donación de sangre» y hará hincapié en historias reales de personas cuya vida ha cambiado - y en muchos casos se ha salvado - por una donación. Se destacará el hecho de que los donantes de sangre voluntarios y no remunerados son la base de un suministro sanguíneo seguro, porque esas personas tienen niveles claramente más bajos de infecciones transmisibles por transfusión, incluido el VIH y los virus de la hepatitis.

Seguridad de la sangre en la UE

Dentro de la política de salud pública en la Unión Europea se ha prestado una especial atención a la seguridad de la sangre y sus productos derivados. Su función de mantenimiento de la vida sobrepasa las urgencias médicas, y se emplea en procedimientos quirúrgicos rutinarios y en terapias destinadas a prolongar la calidad de vida.

Donación de sangre

No obstante, dado el grado de utilización de estos productos en la medicina, su calidad, seguridad y eficacia deben garantizarse para prevenir la transmisión de enfermedades. Es este hecho básico lo que subyace en los esfuerzos de la UE por garantizar que existen los requisitos necesarios para proteger tanto a los donantes como a los receptores de sangre y de productos sanguíneos.

El marco legislativo comunitario es la directiva 2002/98/CE, que establece las normas de calidad y de seguridad para la extracción, verificación, tratamiento, almacenamiento y distribución de sangre humana y sus componentes. Esta normativa regula los requisitos de calidad, seguridad y eficacia relacionados con las donaciones de sangre y plasma, ya sean para transfusiones, como materia de partida para la elaboración de productos medicinales derivados del plasma o como productos básicos en algunos dispositivos médicos de diagnóstico in vitro. Además, establece disposiciones respecto a la recogida, los análisis, el procesamiento, el almacenamiento y la distribución de sangre humana y de componentes sanguíneos, las normas de calidad y seguridad, y también los procedimientos de trazabilidad.

Necesidad de donaciones a nivel mundial

Un suministro fiable de sangre segura es fundamental para mejorar la salud, en particular de las mujeres y los niños. Por ejemplo, más de medio millón de mujeres - el 99% de ellas en países en desarrollo - mueren cada año en el mundo por complicaciones relacionadas con el embarazo y el parto. Las hemorragias, que representan el 25% de esas complicaciones, son la causa más común de defunciones maternas. Hasta el 70% de las transfusiones que se realizan en África se destinan a niños que padecen anemia grave provocada por el paludismo, enfermedad de la que muere aproximadamente uno de cada cinco niños en ese continente.

Cada año se donan en todo el mundo más de 80 millones de unidades de sangre, pero sólo el 39% de esas donaciones se recoge en los países en desarrollo, donde vive el 82% de la población mundial.

Día Mundial del Donante de Sangre

La celebración del Día Mundial del Donante de Sangre también es una parte importante de la estrategia encaminada a reducir la transmisión de enfermedades graves como el VIH/sida, el paludismo y las hepatitis B y C. Según las cifras más recientes recogidas en un estudio mundial de la OMS, al menos 65 países no aplican la recomendación de la OMS sobre la necesidad de analizar toda la sangre donada para detectar el VIH, la hepatitis B , la hepatitis C y la sífilis.

Tres grandes organizaciones que trabajan a favor de la donación de sangre voluntaria y no remunerada han decidido que este día se celebre el 14 de junio: la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja , la Federación Internacional de Organizaciones de Donantes de Sangre y la Sociedad Internacional de Transfusión de Sangre. A ellas se ha sumado la Organización Mundial de la Salud, que copatrocina el evento.