80. Propuesta de directiva sobre el reconocimiento de cualificaciones profesionales

Las directivas sobre libre circulación de médicos y
reconocimiento mutuo de títulos de formación básica y especializada se
elaboraron en el año 1975. Desde entonces, se han modificado en varias ocasiones para dar entrada a los títulos de los países que se iban adhiriendo a la CE.

Europa

En el año 1993, la Comisión Europea compiló todas las directivas
existentes en una sola, la 93/16/CE, derogando todas las anteriores,
que también han sido modificadas en varias ocasiones, la última de ellas el año pasado con la directiva 2001/l9/CE.

En la actualidad, la UE se enfrenta al reto de la ampliación, que
dará lugar a que en un plazo medio de tiempo se incorporen a la UE
trece países y para facilitar esta transición, se ha propuesto simplificar
lo más posible la legislación existente.

En la UE coexisten dos sistemas diferentes de reconocimiento de
títulos:

  • el régimen sectorial: que es el que se aplica a aquellas
    profesiones que tienen directivas específicas, entre las que se
    encuentra la profesión médica, y cuyo reconocimiento de
    títulos se realiza mediante un trámite automático ante la
    autoridad competente, y
  • El régimen general: que se aplica al resto de las profesiones y
    que supone una carga administrativa y económica para los
    Estados miembros, ya que tienen que verificar la formación de
    los títulos que se presentan al reconocimiento.

Con el fin de simplíficar y aplicar un sistema único para todas las
profesiones, la UE ha presentado una propuesta de directiva relativa al
reconocimiento de cualificaciones profesionales, COM(2002) 119 final,
de 7 de marzo, que reúne en un solo texto todas las directivas
anteriores.

Por lo que respecta a la profesión médica, las modificaciones que
introduce son las siguientes:

  1. El título de formación básica y las especialidades comunes a
    todos los Estados miembros seguirán rigiéndose por el sistema
    de reconocimiento automático de títulos (articulo 20.1). Esto
    afecta a diecisiete especialidades médicas, que son:
  • Anestesiología y reanimación.
  • Cirugía general y del aparato digestivo.
  • Neurocirugía.
  • Obstetricia y ginecología.
  • Medicina interna.
  • Oftalmología.
  • Otorrinolaringología.
  • Pediatría y sus áreas específicas.
  • Neumología.
  • Urología,
  • Traumatología y cirugía ortopédica.
  • Anatomía patológica.
  • Neurología.
  • Psiquiatría.
  • Radiodiagnóstico.
  • Oncología radioterápica.
  • Cirugía plástica y reparadora.
  • El resto de las especialidades médicas pasan a regirse por el
    sistema general de reconocimiento de títulos, aunque el
    considerando 14 señala que la directiva no impide que los
    Estados miembros puedan instaurar entre ellos, para
    determinadas especialidades médicas, el reconocimiento
    automático según sus propias normas.
  • La formación específica en medicina general también gozará
    de reconocimiento automático (artículo 20.2) y su duración
    será obligatoriamente de tres años a partir del 1 de enero de
    2006 (artículo 26.2).
  • Para la prestación de servicios se establecen unos criterios
    comunes para todas las profesiones y por primera vez se fija
    un periodo de tiempo de dieciséis semanas anuales (artículo
    5.2), que podría ser en principio negociable si se combinan
    también otros criterios como la frecuencia, periodicidad y
    continuidad de la prestación. Para establecer este principio se
    han basado en la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la
    CE, en concreto en la sentencia dictada en el año 1995 en el
    asunto Gebhard.
  • El prestador de servicios está exento de colegiación en el
    Estado miembro de destino, pero con el fin de proteger a los
    consumidores y siguiendo las disposiciones de la directiva
    2000/31/CE relativa al comercio electrónico, el artículo 9 de la
    propuesta, obliga al prestador a proporcionar al destinatario
    del servicio una serie de informaciones entre las que
    destacamos las siguientes:
    • El colegio profesional u organismo similar en el que
      esté inscrito el prestador de servicios.
    • El título profesional y el Estado miembro en el que
      fue otorgado.
    • Una referencia a las normas profesionales aplicables
      en el Estado miembro de establecimiento y los medios
      para acceder a ellas.
  • Se introduce un artículo sobre "conocimiento del idioma", el
    artículo 49, que permite al Estado miembro de acogida exigir al
    solicitante que posea los conocimientos lingüísticos necesarios
    para el ejercicio de la profesión y facilitar los medios para
    adquirirlos. Este punto también está basado en la
    Jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la CE, en concreto
    en la sentencia Haim de 1997.
  • Es importante también prestar atención al texto del Considerando
    13, que aunque no está incluido en la parte dispositiva de la directiva,
    si puede ser invocado su contenido ante el Tribunal de Justicia de la CE
    en caso de litigio:

    • Considerando 13: "Las actividades profesionales de los médicos
      generalistas siguen un régimen específico, distinto del régimen de
      los médicos de base y los médicos especialistas. En consecuencia,
      los Estados miembros no pueden reconocer una especialización
      médica que tenga un campo de actividad profesional similar al de
      los médicos generalistas. "