Dirigentes sanitarios declaran el 17 de septiembre, Día Internacional de la Seguridad del Paciente

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar por MailEnviar por Mail

El anfitrión, ministro federal de Salud de Alemania, Hermann Gröhe, recomendó mantener los esfuerzos conjuntos para una mayor seguridad de los pacientes, entendida ésta como la reducción del riesgo de daño innecesario asociado con el cuidado de la salud. Gröbe apeló a la cooperación internacional para fortalecer las acciones en este terreno.

El secretario de Salud británico, Jeremy Hunt, recordó que Gran Bretaña abrió el camino en la seguridad del paciente con la celebración el pasado año de la primera Cumbre Mundial que sirvió para sensibilizar a la comunidad internacional sobre esta materia y comenzar a poner en práctica actuaciones en nuestro país y compartirlas con el resto del mundo. 

Durante la cumbre, la OMS presentó un programa mundial para fortalecer la seguridad de los medicamentos "Global Patient Safety Challenge" para reducir en un 50 por ciento, durante los próximos cinco años, los errores de medicación que se producen en todo el mundo y que generan "graves daños". Se estima que provocan diariamente la muerte de una persona  y ponen en riesgo la salud de 1,3 millones de personas al año en países como Estados Unidos. Según datos de la OCDE, el daño al paciente representa la 14ª causa principal de enfermedad,situándose en puestos similares a los que ocupan otras patologías como la tuberculosis o la malaria en el mundo.

Además de la seguridad de los medicamentos, en la reunión se abordaron aspectos relacionados con los beneficios de las innovaciones digitales para la seguridad del paciente y la necesidad de que se fomente una cultura de "la seguridad", en este terreno.  Para ello, es preciso, según se remarcó, una estrecha colaboración entre los profesionales de la salud, los pacientes y también potenciarse la educación médica que pueda contribuir prevenir situaciones adversas para el paciente.

La creciente complejidad de la atención sanitaria acrecienta el riesgo que corre la seguridad del paciente, ante lo cual, según los expertos se requiere, mayor vigilancia, inversión y nuevas estrategias enfocadas a una atención segura y efectiva.
 
Todos los agentes del sector sanitario, desde políticos, profesionales, organizaciones de pacientes, incluida la industria farmacéutica, está de acuerdo en considerar la seguridad del paciente como un principio rector clave en el desarrollo de la salud pública, como se pondrá de manifiesto en la III Cumbre Ministerial Internacional sobre Seguridad del Paciente que se celebrará en Japón el próximo año.