Autonomía organizativa, liderazgo clínico. Las unidades de gestión clínica y otras formas de gestión

El autor de este post, su autor, Dr. Manuel Ortega Marlasca, aboga por un futuro para el médico de Atención Primaria donde predomine la autonomía profesional dentro de una estructura multiprofesional y donde los objetivos sanitarios queden desvinculados de los enfoques políticos, adaptando los recursos económicos, de personal y de infraestructura a los objetivos marcados por el equipo

No son pocas las veces que en reuniones informales de profesionales médicos salen a la palestra una serie de temas común en todo el territorio nacional: las condiciones laborales, las nóminas insuficientes y lo injusto de nuestra forma de ejercer nuestra honrada profesión.

Sobre todo ello de una forma pormenorizada se habla en esta sección. De una parte por la organización de forma vertical y piramidal que se sigue ejerciendo, donde la autonomía del profesional es algo casi irreconocible en nuestro día a día. El único espacio que no se ha copado ya es el trato directo con nuestro paciente, si bien, hasta este ya está influido por la organización al imponer unos tiempos teóricos destinados al paciente que es a todas vistas insuficiente.

Por otra parte el progresivo desplazamiento interesado y torticero del liderazgo clínico en las direcciones de los centros de salud. Se va desviando cada vez más el diseño del puesto para profesionales de la enfermería, para los cuales se les incentiva con unos conceptos retributivos a los que tan solo pueden acceder cuando son directores del centro, y mientras que para un médico, el incremento salarial es casi pírrico y ni en una forma ínfima compensa la gran labor a desarrollar además de su escasa disminución de su labor asistencial y de la que pocas horas se libra.

Finalmente trataremos las nuevas formas de organizar nuestra labor asistencial en las denominadas Unidades de Gestión Clínica. Suponen abstracciones ya vetustas de la dirección de los centros, los cuales bajo una capa de ecléctico liberalismo no hacen más que dar un cromado y pulimento al encasillamiento directivo piramidal fundamentado en el economicismo a ultranza, especialmente en materia de personal (donde las sustituciones no existen) y donde el gasto farmacéutico debe de bajar al precio que sea y sin tener en cuenta realidades diarias como el incremento de la edad media de la población o el alto precio de la cronicidad de las enfermedades.

 Acceder al capítulo íntegro a través del link: https://www.cgcom.es/sites/default/files/Atencion_Primaria_2025/index.html#50

 

Comentarios

Para que la Atención Primaria de la próxima década mantenga e incremente la calidad de la atención que presta y los resultados en salud que obtiene, debe resolver algunas cuestiones entre las que cabe destacar la necesidad de participar más activamente en los procesos asistenciales y en la gestión de los recursos materiales y humanos necesarios para el desarrollo de los mismos. El médico debe gestionar los componentes del proceso asistencial: tiempos de consulta, tiempo asignado por paciente, derivaciones e interconsultas con otros especialistas, cuándo y a dónde derivar, esto es, libertad de elección de especialistas, gestión de avisos domiciliarios, periodos formativos y docentes, etc.

Efectivamente hay que aumenta la implicacion de los profesionales en la gestion.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.